NO ABUSE

julio 31, 2018

VERSÍCULO DE APOYO

Pero eres terco y te niegas a arrepentirte y abandonar tu pecado…Romanos 2:5 [NTV]

REFLEXIONEMOS EN SU PALABRA…

Abusar de la paciencia de Dios, como si su propósito fuera alentar la licencia y no la penitencia es una clara señal de obstinación y de un corazón empedernido (John Stott)

La terquedad y la errada creencia que se puede continuar pecando conscientemente, es una sintomatología para cualquiera que se crea creyente, que no hay un sincero arrepentimiento del pecado y no ha habido rendición a Jesús como Señor, por lo tanto, no hay salvación, por ello, se puede evidenciar un alma sin Dios, un alma rebelde al Salvador.

MOMENTO DE…FE

¿Sigo pecando sin tener en cuenta a Jesucristo?

1.- Si aún continua conscientemente y deliberadamente cayendo en un pecado particular, evalúe su situación ante Dios, evalúe su rendición al Señor Jesús, seguramente no existe una relación y entrega sincera de su corazón al Señor.

2.- Sin importar el tipo de pecado, cuando lo detectamos en nuestras vidas y no hay dolor, no hay arrepentimiento, ni hay un sincero deseo de erradicarlo, la salvación que se cree segura, posiblemente no la hay.

Oremos: Jesucristo, mi Señor, ayúdame con ese pecado que no he querido erradicar y me agrada mucho, siento que no puedo arrancarlo de mi vida, sólo Tú que eres mi Salvador puedes quitarlo para siempre, te lo pido en Tu Nombre, hazme limpio y sálvame.

Autor: Gonzalo Arbeláez O.

Leave a Comment