PARA SER AMIGO

diciembre 28, 2016

Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue imputado por justicia, y fue llamado: Amigo de Dios. Santiago 2:23

La Biblia nos dice que Abraham fue llamado amigo de Dios, algo que todo creyente quiere ser. ¿Usted se considera amigo de Dios, puede afirmar con plena seguridad que Dios le considera y le llama «su amigo»? Para saber eso, es importante saber lo que define una relación de amistad. Una amistad se puede considerar como tal, si tiene los siguientes elementos:

(i) Armonía de principios y valores. Estos deben ser similares para que fluya una correcta relación. La armonía con Dios consiste en creer y guardar Sus mandamientos. [1 Juan 3.24]

(ii) Integridad. Cada creyente debe actuar de acuerdo a lo que piensa y dice. La integridad trae consigo fidelidad y respeto con Dios. Seré integro con Dios si lo que pienso, es lo que digo y es lo que hago a los ojos de Dios. [Salmo 16:3]

(iii) Confianza. La confianza es el resultado de una correcta armonía que se vive en integridad. Sin confianza, no puede subsistir ninguna relación. Creerle a Dios, es confiar en Jesús, y eso se evidencia con nuestros actos. [Habacuc 2:4]

(iv) Amor. El amor hace que las relaciones permanezcan vivas sobre el tiempo y las circunstancias. Sin amor, la relación se puede convertir en conveniencia o deseo. [1 Juan 4:16]

(v) Relacionamiento. El relacionamiento es convivencia constante, por eso hablamos y nos contamos lo que vivimos, sentimos y creemos. Una amistad se puede deteriorar y acabar si no existe relacionamiento. [Salmo 84:4]

Con base en lo anterior: ¿Cómo es tu relación de amistad con Dios?

 

 

 

Leave a Comment