POR FE, NO POR VISTA

agosto 23, 2016

Porque por fe andamos, no por vista. 2 Corintios 5:7

Cuando los aviones tienen que aterrizar en condiciones de escasa visibilidad, los pilotos no pueden confiar en su vista, pues ésta es muy engañosa en las pobres condiciones de visibilidad que produce la niebla. Se produce lo que en su vocabulario ellos llaman “vértigo”, que es una desorientación tal que no saben a dónde van con el avión. Deben poner su vista en los instrumentos de navegación que llevan a bordo y prestar toda atención y obediencia a las indicaciones de la torre de control. No hacerlo así provocará, lo más probablemente, un desastre con pérdida de vidas y bienes.

Adoptado del libro 502 Ilustraciones de José Luis Martínez. Cuento 43.

Cuando pretendemos guiar nuestra vida con nuestras propias fuerzas, nuestros propios conocimientos o nuestro raciocinio, caemos en el “vértigo”, volamos con altas posibilidades de derrapar y causar un desastre total. Si no usamos la brújula que nos da Dios, estaremos perdidos, necesitamos La Palabra de Dios para no perdernos y poder llegar a tiempo y bien. ¿Usa la guía del Señor o usa sus propias guías?

Leave a Comment