PRACTICANDO LA BIBLIA

marzo 16, 2018

Un cristiano de la península de Corea visitó a uno de los misioneros que allí estaban, y le dijo que había aprendido el Sermón del Monte y deseaba repetirlo delante de él. Enseguida aquel cristiano repitió, palabra por palabra, sin que le faltara una sola, los tres capítulos que componen el mencionado sermón. Cuando terminó, el misionero dijo a ese cristiano que era necesario poner por obra las enseñanzas del sermón; a lo que aquel creyente replicó: “Así lo aprendí: Procuraba yo aprenderlo, todo de una vez, y las palabras se me iban. Entonces aprendí de memoria un versículo, salí en busca de alguno de mis vecinos y en él practiqué las enseñanzas de ese versículo; y se me quedaron bien las palabras. Entonces procuré aprender de esa manera todo el sermón, y así lo aprendí.”

VERSÍCULO DE APOYO

Pero no sólo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos. Santiago 1:22 [NTV]

METÁFORA ESPIRITUAL

¿Ha crecido en su vida espiritual o sigue estancado? No basta con saber, es necesario saber hacer, pero aún es más importante que todo lo que sabemos hacer lo adoptemos a nuestro ser y así se dé un ser integro, el cual es congruente con todo lo que piensa, con lo que hace y con lo que dice. Es indispensable entonces que, como cristianos, seamos íntegros, y para serlo, necesitamos incorporar lo que aprendemos de la Palabra de Dios a nuestras acciones de vida todo el tiempo.

Leave a Comment