PREDICAR Y ACTUAR

agosto 31, 2017

Un hombre con lepra se acercó, se arrodilló ante Jesús y le suplicó que lo sanara. 

—Si tú quieres, puedes sanarme y dejarme limpio —dijo.

Movido a compasión, Jesús extendió la mano y lo tocó.

—Sí quiero —dijo—. ¡Queda sano! Marcos 1: 40-41 [NTV]

La metodología que se utiliza hoy en día en las denominaciones cristianas están enfocadas exclusivamente para congregarse y escuchar la Palabra de Dios y con ese objetivo los creyentes puedan aprender sermones que sean de ayuda para su vida espiritual, pero está metodología es vana cuando los miembros de las iglesias no actúan al servicio de la comunidad.

En La Biblia el número de versículos en los que se puede ver a Jesucristo actuar y ayudar a los necesitados, es incomparable con los pocos versículos en los que se ordena predicar el evangelio. Realmente Jesús nos enseña que primordialmente debemos actuar para ayudar y transformar el mundo. Si seguimos enseñando y enseñando y enseñando, pero poco o nada actuando, la verdad es que se estará creando teólogos y no cristianos (creyentes como Jesús) ¿Qué cree que sucedería si cada congregación toma el rol de actuar en un campo específico para intervenir a los afectados en la sociedad? Seguramente haríamos un cambio rotundo. Dejaríamos de ser expertos teóricos de La Biblia y más bien actores participativos de lo que aprendemos en La Biblia para el bien de nuestros prójimos. Un evangelio actuante y no un evangelio teórico. Un evangelio dador y no un evangelio egoísta y exclusivo.

Leave a Comment