¿QUÉ DECIR?

diciembre 23, 2015

Se dice que al principio de la Primera Guerra Mundial un clérigo de la Iglesia de Inglaterra compareció ante Guillermo Taylor, obispo, y capellán general del ejército británico, para pedir colocación como capellán.

Se dice que el obispo Taylor le dijo: “Imagínese que yo soy un soldado moribundo, que sólo tengo tres minutos de vida, ¿qué tiene que decirme?”

El clérigo quedó confundido y no dijo nada.

Entonces el obispo le dijo: “Ahora tengo dos minutos de vida, ¿qué puede decirme para el bien de mi alma?” Aun con esto, el clérigo permaneció callado.

Entonces el obispo volvió a decirle: “sólo tengo un minuto de vida, ¿me dirá algo?” Entonces el clérigo sacó su libro de oración, pero el obispo le dijo: “No saque ese libro, pues no es oportuno para esta ocasión.” Y puesto que el clérigo no pudo decirle nada al soldado moribundo, fracasó en su deseo de ser capellán del ejército.

Autor: J. Wilbur Chapman.

Versículo para tener en cuenta: Predica la palabra de Dios. Mantente preparado, sea o no el tiempo oportuno. 2 Timoteo 4:2

Punto de Reflexión:

Poder decir en tres minutos lo que significa el evangelio es revelar a Jesucristo, es enseñar a Jesucristo: quién es, qué es, qué ha hecho y qué hará en su vida; si no puede hacerlo, valore el conocimiento que posee de Cristo en su vida.

¿Y qué tal tú?

¿Puede explicar el evangelio –en tres minutos? No se trata de “salvarlo” con sus palabras, sino de que esa persona quede en plena disposición de decidir si acepta o no a Jesucristo en su vida como su Señor y Salvador.

Etiquetas:

Leave a Comment