QUÉ TE SALE CUANDO TE EXPRIMEN

febrero 17, 2017

El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca. Lucas 6:45 [1]

Me estaba preparando para dar una conferencia y decidí llevar una naranja al escenario como una proposición para mi clase. Inicié una conversación con un joven brillante que estaba sentado en la primera fila, y le dije:

– Si yo exprimiera esta naranja tan fuerte como pueda, ¿qué podría salir? Él me miró como si estuviera un poco loco y dijo:

– Jugo, ¡por supuesto!

– ¿Crees que jugo de manzana podría salir de ella?

– ¡No! (él se reía).

– ¿Y jugo de toronja?

– ¡Tampoco!

– ¿Qué saldría de ella?

– Jugo de naranja, por supuesto.

– ¿Por qué?, ¿por qué cuando exprimo una naranja sale jugo de naranja?

– Bueno, es una naranja y eso es lo que hay dentro.

Asentí con la cabeza y le dije:

– Cierto. Vamos a suponer que ésta naranja no es una naranja, sino que eres tú y alguien te aprieta, pone presión sobre ti, y te dice algo que a ti no te gusta; te ofende y fuera de ti sale ira, odio, amargura, miedo. ¿Por qué sale esto?

La respuesta que dio el joven fue:

– Porque eso es lo que hay dentro. [2]

REFLEXIÓN

¿Qué sale de ti cuando te oprimen…por medio de dificultades o te cambian notablemente tus condiciones habituales? Dicen que las personas manifiestan o evidencian lo que son en realidad cuando sus condiciones cambian notablemente, porque seguramente eso es precisamente lo que tienen por dentro de su ser, mientras las circunstancias no cambien quizá se pueda expresar condiciones personales totalmente distintas a las que se tienen por dentro debido a que no hay presión de ninguna índole.

Por ello es muy importante cuando enfrentamos dificultades u oportunidades evaluar cuál es nuestro comportamiento, porque es en dicha circunstancia cuando podemos reconocer si lo que decimos y lo que pensamos es lo que realmente hacemos, si cambiamos radicalmente o no, es lo que al final dirá lo que somos. Dios no permite que enfrentemos dificultades para vernos sufrir, sino para que se nos revele el verdadero ser que tenemos y así podamos tomar decisiones con acciones de cambio, para desarrollar mejor nuestro carácter e integridad como cristianos.

[1] Biblia Reina Valera 1960

[2] Tomado y adaptado de http://www.palabrasdevida.org.ve/2016/05/la-naranja-exprimida/ [El 08/08/2016]

Leave a Comment