RECONCILIACIÓN

mayo 19, 2018

Como pecadores que somos, estamos separados de Dios. En Cristo, Dios estaba reconciliando consigo al mundo, y así nos es posible tener de nuevo una relación con Él.

Alister McGrath[1] 

Pero las maldades cometidas por ustedes han levantado una barrera entre ustedes y Dios; sus pecados han hecho que Él se cubra la cara y que no los quiera oír. Isaías 59:2 [DHH][2] 

Separados de Dios no podemos hacer nada, absolutamente nada. El pecado que llevamos incorporado desde que nacemos, nos separa indefectiblemente de Dios, por ello, es necesario restaurar nuestra relación con Él, y la única manera de hacerlo, es por medio de Jesucristo, y ello se logra cuando le confiamos toda nuestra vida y todo nuestro ser, Él se hace Señor y Salvador y podemos reconciliarnos con Dios, ese acto de confiar en Él, nos lleva a estar en comunión y pleno relacionamiento con Dios, porque Su Espíritu Santo mora en nuestro ser y nos hacemos hijos de Dios.

[1] Green, Michel, et al. ¿Cómo llegar a ellos?: defendamos y comuniquemos la fe cristiana a los no creyentes, Editorial CLIE, 2008. ProQuest Ebook Central,

[2] DHH: Biblia Dios Habla Hoy. E SWORD.

Leave a Comment