REGALAR LA FÓRMULA

abril 24, 2018

En cierta ocasión, un reportero le preguntó a un agricultor si podía divulgar el secreto de su maíz, que ganaba el concurso al mejor producto, año tras año. El agricultor confesó que se debía a que compartía su semilla con los vecinos.

– “¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz con sus vecinos, si usted también entra al mismo concurso año tras año?” preguntó el reportero.

– “Verá usted, señor,” dijo el agricultor. – “El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembradío a otro. Si mis vecinos cultivaran un maíz de calidad inferior, la polinización cruzada degradaría constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz debo ayudar a que mi vecino también lo haga”[1]

VERSÍCULO DE APOYO

Por lo tanto, vayan y hagan discípulos en todas las naciones. Mateo 28:19 [NTBAD]

METÁFORA ESPIRITUAL

¿Quiere un mundo mejor? Entonces, le recomiendo, como hizo el agricultor del cuento, regale a los demás la Formula de la Vida Eterna, la cual consiste en aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador. Si cada persona acepta el evangelio, seguramente habría más personas interesadas en dar amor, en servir a otros e intentar hacer el bien para beneficio de todos, ciertamente seríamos todos más temerosos de Dios, y el pecado no gobernaría en el corazón de los hombres y tendríamos en nuestros hogares el Espíritu Santo guiándonos al amor de Dios.

[1] Reflexiones Diarias. Luis Castellanos. El Maíz. Página 124.

Leave a Comment