SEA AGRADECIDO Y SERÁ FELIZ

noviembre 17, 2016

Sean siempre agradecidos. Colosenses 3:15

Jesucristo se disfrazó de mendigo, fue a un pueblo, a casa del zapatero, y le dijo:

– Hermano, no tengo dinero y tengo las sandalias rotas, ¿podrías arreglármelas?

Respondió el zapatero:

– Estoy cansado, todo me piden, nadie me da.

– Yo puedo darte lo que necesitas.

– ¿Podrías darme un millón de dólares para ser feliz?

– Puedo darte lo que quieras, pero a cambio de algo.

– ¿A cambio de qué? –preguntó el zapatero.

– A cambio de tus piernas –contestó el Señor.

– ¿Y para qué quiero el dinero si no puedo caminar?

– Puedo darte cien millones de dólares por tus brazos.

– ¿Y para que los quiero si no puedo comer por mis propios medios?

– Puedo darte mil millones por tus ojos.

– ¿Y para que quiero mil millones si no voy a ver a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos?

Entonces concluyó el Señor:

– Ah, hermano, ¡qué fortuna tienes y no te das cuenta!

Autor: Justo López Melús.

La ingratitud es un árbol que se nutre del desagradecimiento.

Si no aprendemos a ser agradecidos en todo con el Señor, caeremos en la trampa siniestra de la ingratitud y ello nos lleva indefectiblemente al desaliento y éste a ser quejumbrosos, para que al final no seamos amorosos con el prójimo, sino tacaños y egoístas, y ello ocurrirá así estemos rodeados de bendiciones.

Haga aeróbicos espirituales cada día, SEA AGRADECIDO CON DIOS por todo lo que tiene, por todo lo que es, y por todo lo que Él le ha dado, en todo momento y podrá ver que la felicidad será un estado continuo en su diario vivir.

Leave a Comment