SEA DILIGENTE

noviembre 23, 2016

Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente. Mateo 25:26

El siervo de Mateo 25, teniéndolo todo para proporcionar mucho más, simplemente se conformó y no entregó nada, es decir no dio valor agregado con su labor a lo que le encomendaron, se conformó con hacer lo mínimo y por ello le hizo daño a los negocios de su jefe.

La negligencia se puede definir como no dar más de lo mínimo, es decir, no dar valor agregado a las actividades que realizamos.

Lamentablemente muchos creyentes tienen este mal en su vida, (no dan valor agregado a lo que hacen), trabajan solamente por el dinero y no para honrar a Cristo (del cual han afirmado creer y seguir), por ende sus labores no son dignas de un buen trabajador y así dan pésimo testimonio como cristianos.

¿Está dando Valor Agregado en sus actividades?

Los hombres que son diligentes aportaron muchos beneficios y mejoras útiles para la sus empresas, familias y sociedad, sin ellos, nuestro mundo estaría estancado. Es necesario rechazar la negligencia y adoptar un estilo de vida diligente, creativo, innovador, de servicio y liderazgo que aporte nuevos beneficios. Si hoy le peguntaran a su familia, a su jefe, a su iglesia, a Cristo…qué dirían de ti: ¿negligente o diligente?

 

 

 

 

 

Leave a Comment