SED DE CRISTO

agosto 26, 2015

Oh Dios, tú eres mi Dios; de todo corazón te busco. Mi alma tiene sed de ti SALMO 63:1

¿Cómo medir la sed? Quizás por el grado de deshidratación o de ansiedad. Pero la sed espiritual se mide de otra manera; se mide mediante el anhelo, el deseo, el interés de estar y tener a Cristo en nuestras vidas, es similar como cuando tenemos algo nuevo, que queremos estrenarlo, usarlo y disfrutarlo.

“Mi alma tiene sed de ti”, señala el amor intenso que tenemos por nuestro Señor Jesucristo, el cual se nos nota en todo tiempo y lugar, porque queremos estar con Él, hablando de Él, hablando con Él, pensando en Él.

¿Qué tanta sed tienes de Cristo? Nuestros actos miden la sed que tenemos de Cristo, lo que hacemos nos calibra para determinar qué tan sedientos estamos del Señor. ¿Necesitas saber que tanta sed tienes de Jesús?, responde entonces: ¿Con quién pasas la mayor parte de tu tiempo? Tú sabrás si Él está de primero, segundo o ni siquiera está en tu lista.

Etiquetas:

Leave a Comment