¿SIERVOS O SERVIDOS?

julio 11, 2018

VERSÍCULO DE APOYO

María respondió: Soy la sierva del Señor. Que se cumpla todo lo que has dicho acerca de mí. Lucas 1:38

REFLEXIONEMOS EN SU PALABRA…

María recibió del ángel Gabriel instrucciones que definitivamente le generarían dificultades en su vida. Seguramente está misma petición a nosotros, hubiera obtenido como respuesta: «¿por qué yo, Señor?» Pero ella, no se inquietó ni tuvo temor, pues su corazón estaba dispuesto con devoción y santidad para SERVIR a Dios, por eso no vaciló en su respuesta: “Soy la sierva del Señor”, o en otras palabras quiso decir: “Señor, aquí estoy, para servirte y cumplir tu voluntad…”

MOMENTO DE…SERVICIO

¿Me he dispuesto para ser SIERVO del Señor? Meditemos cómo oramos y qué le pedimos al Señor, porque dependiendo de ello sabremos lo que guardamos en nuestro corazón y así mismo es nuestra disposición para SERVIR a Jesucristo.

Nuestras oraciones a Dios casi siempre van dirigidas a ordenar o pedir cosas o para ser servidos. Que nuestro corazón se llene de disposición para SERVIRLE a nuestro Creador, Señor y Salvador, Jesucristo. Digámosle con gozo y sinceridad: “Soy tu siervo mi Señor, estoy dispuesto a servirte con amor…”

Autor: Gonzalo Arbeláez O.

Leave a Comment