SIN EMBARGO

marzo 21, 2018

Sin embargo, Daniel estaba decidido a no contaminarse con la comida y el vino dados por el rey. Daniel 1:8 [NTV]

PUNTO DE REFLEXIÓN

Las palabras “sin embargo” de este versículo nos enseñan que a pesar de las circunstancias adversas que estaba viviendo Daniel, él decidió ser fiel al Señor y por eso se abstuvo de no contaminarse de cosas que al final le harían pecar y perder su comunión con Dios.

Cuando las circunstancias se hacen cómplices o son razones para justificar el pecado, entonces se responde “es que fue que…” o “es que era imposible decir que no…” Y siempre las circunstancias serán cómplices cuando no se han tomado decisiones radicales para rechazar el pecado, y lo primero que se debe de hacer es alejarse (no contaminarse) de aquello que nos hace irremediablemente pecar.

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿En qué ha decidido “no contaminarse”?

TAREA

Debo hacer la tarea de determinar cuál es la razón que me “justifica” pecar, para con base en ello, establecer si es sincera mi intención de “no contaminarme”, de esa manera puedo comprobar cómo está mi corazón y si realmente quiero estar en comunión con Dios o con el pecado.

 

 

Leave a Comment