SIN EMBARGO

noviembre 28, 2015

Versículo para tener en cuenta: Sin embargo, Daniel estaba decidido a no contaminarse con la comida y el vino dados por el rey. Daniel 1:8

Punto de Reflexión:

Las palabras “sin embargo” de este versículo nos enseñan que a pesar de las circunstancias adversas que sucedían, Daniel decidió ser fiel al Señor y por eso se abstuvo de no contaminarse de cosas que al final le harían pecar contra Dios.

Cuando las circunstancias se hacen cómplices o justificaciones para pecar, entonces se responde “es que fue que…” o “es que era imposible decir que no…” Y siempre las circunstancias serán cómplices cuando no se han tomado decisiones radicales para rechazar el pecado, y lo primero que se debe de hacer es alejarse (no contaminarse) de aquello que nos hace irremediablemente pecar.

¿Y qué tal tú?

¿En qué ha decidido “no contaminarse”?

Etiquetas:

Leave a Comment