LA ALACENA

enero 25, 2018

Pues lo que está en el corazón determina lo que uno dice. Mateo 12:34 [NTV]

PUNTO DE REFLEXIÓN

El corazón es como una alacena donde vamos guardando aquellas cosas que «compramos» en el transcurrir de nuestra vida, y de ahí sacamos para dar a otros. Lo interesante es que todo lo que «compramos», nos parece oportuno guardarlo ahí, sea para nuestro beneficio, utilidad o goce o también porque no lo sea.  Ahí guardamos amor, paz, paciencia, bondad, misericordia, pero también guardamos -muchas veces sin quererlo y saberlo– odio, rencor, envidia, codicia, ira, perversión. Y al guardarlo, le daremos a otros, de ello, porque de eso es de lo que tenemos.

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿Qué tienes en tu alacena, es decir, en tu corazón?

TAREA

Primero que todo, haga un inventario de lo que hay actualmente en su corazón y después, determine qué debe guardar y seguir almacenando profusamente, y a su vez qué debe botar, porque con base en ello, acuérdese que usted dará inconmensurablemente a los demás.

 

Etiquetas:

Leave a Comment