LAS PERONAS

junio 19, 2018

Sí, Señor, te seguiré, pero…Lucas 9:61 [NTV]

PUNTO DE REFLEXIÓN

Cuando se usa la palabra «pero», es porque se tiene como intención contraponer la idea o concepto que se ha propuesto o como excusa para justificarse y rechazarle. Es habitual observar personas que utilizan el «pero», como una muletilla, y ello se debe a que han incorporado en su ser la incredulidad, para estas personas, todo es imposible, según su manera de ver las circunstancias.

Las personas de este pasaje, las podemos denominar más bien como tipo «PERONAS», es decir, el «PERO», es su instrumento incorporado para rechazar hasta la buena noticia de Jesús, por eso, le rechazan sutilmente, se niegan a seguirlo, su «pero», es la excusa disfrazada y de “buenos modales”, para decirle a Dios, que no aceptan a Su Hijo y prefieren su propia religión a «su medida»

¿Y QUÉ TAL TÚ?

¿Eres «PERONA» o ya eres hijo de Dios? Ante la invitación del Señor, ¿qué le respondiste? Si fue con un «pero» eres «Perona», y si le aceptaste, eres entonces hijo de Dios y ya andas y estás con Su Espíritu Santo.

Autor: Gonzalo Arbeláez O.

Leave a Comment