TODAVÍA NO

abril 23, 2018

“Todavía no”, dijo un niño entretenido en sus juegos “Cuando crezca yo un poco pensaré en las cosas de Dios.”

Llegó a ser joven muy robusto. “Todavía no”, dijo el joven. “Cuando vea yo prosperar mi negocio tendré más tiempo para asuntos espirituales.”

El negocio prosperó. “Todavía no”, dijo el hombre de negocios. “Mis hijos me necesitan ahora. Cuando ellos crezcan y estén bien colocados entonces tendré más oportunidad para pensar en eso”

Envejeció. “Todavía no”, siguió diciendo. “Pronto voy a retirarme de mis negocios para que tenga yo bastante tiempo para leer y reflexionar.”

Así murió. Dejó para más tarde lo que debía haber hecho cuando era joven. Vivió sin Dios y a consecuencia de esto murió sin esperanza.[1]

VERSÍCULO DE APOYO

Lo repito a ustedes: es más fácil para un camello pasar por el ojo de una aguja que para un rico entrar en el reino de los cielos. Mateo 19:24 [NTV]

METÁFORA ESPIRITUAL

¿Hay algo que le impide seguir plena y fielmente a Jesucristo? La decisión más importante del hombre, que consiste en aceptar a Cristo en su vida, se aplaza constantemente. Las personas dilatan esta decisión porque hay cosas más importantes y valiosas que Jesucristo.

Cada uno debe revisarse y determinar qué es lo que le impide entregarse plena y fielmente a Jesús, porque “eso” tiene mucho más valor que Jesús y por eso, muchos pierden la vida eterna ofrecida por Dios.

[1] 500 ilustraciones. Alfredo Lerín. Todavía no. Ilustración 128.

Leave a Comment