TODAVÍA NO

septiembre 9, 2018

“Todavía no”, dijo un niño entretenido en sus juegos. “Cuando crezca yo un poco pensaré en las cosas de Dios” Llegó a ser un joven muy robusto.

“Todavía no”, dijo el joven. “Cuando vea yo prosperar mi negocio tendré más tiempo para asuntos espirituales” El negocio prosperó.

“Todavía no”, dijo el hombre de negocios. “mis hijos me necesitan ahora. Cuando ellos crezcan y estén bien colocados entonces tendré más oportunidad para pensar en eso” Envejeció.

“Todavía no”, siguió diciendo. “Pronto voy a retirarme de mis negocios para que tenga ya bastante tiempo para leer y reflexionar” Así murió.

Dejó para más tarde lo que debía haber hecho cuando era joven. Vivió sin Dios y a consecuencia de esto murió sin esperanza.[1]

VERSÍCULO DE APOYO

¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos. Apocalipsis 3:20 [NTV]

REFLEXIÓN

¿Cuántas veces el Señor Jesús tocará nuestra puerta? Las veces que sean posibles para que le abramos y nos rindamos a Su Señorío para ser salvados. Lamentablemente debido a los proyectos que instalamos en nuestra vida, que son exclusivos de este mundo y que consideramos más importantes que la vida eterna, la vida espiritual y la relación que se requiere tener con Jesucristo, hacen que se postergue la decisión de vincularse con Dios y se responda a cada llamado con un “todavía no”. Si los proyectos son más importantes que la Jesucristo, entonces nuestro foco está puesto en las cosas y no en Dios.

Autor: Gonzalo Arbeláez O.

[1] 500 ilustraciones. Alfredo Lerín. Todavía no. Ilustración 128.

Leave a Comment