UNA LEY INMUTABLE

diciembre 27, 2015

L. Moody predicaba en cierta ocasión con respecto al valor de la Palabra de Dios en la vida del hombre. Repentinamente, fue interrumpido por la estentórea voz de uno de los concurrente que dijo: —No creo ni una palabra de esas fábulas de viejas que usted dice que es la Biblia.

—Señor —replicó el orador Moody—, hay un versículo en la Biblia que se verá obligado a creer: Siempre se cosecha lo que se siembra El hombre que siembra trigo, no recogerá patatas ni maní. Tomemos como ejemplo el cantinero: siembra borrachos y recogerá borrachos.

El hombre se sentó, y el auditorio aplaudió a Moody, quien naturalmente no conocía al hombre, pero sí los concurrentes a la conferencia. Se trataba de un conocido ateo, dueño de una cantina. Todos sus hijos, tanto varones como muchachas, eran borrachos.

Versículo para tener en cuenta: Siempre se cosecha lo que se siembra. Gálatas 6:7

Punto de Reflexión:

Lo que sembramos, es decir nuestras acciones presentes, será lo que recogeremos en el futuro. ¿Qué estamos sembrando hoy, con el objetivo de ser mañana? Esta ley, que siempre se cumple totalmente, nos enseña que podemos planificar nuestro SER POR MEDIO DEL HACER, es decir que lo que queremos SER lo podemos HACER desde hoy. Un cristiano quiere ser como su Señor Jesucristo, entonces la pregunta es ¿Hoy qué estoy haciendo para ser como Él en el futuro?

¿Y qué tal tú?

¿Qué estás haciendo para ser lo que quieres ser: como Cristo?

Etiquetas:

Leave a Comment